A+ A A-

Bélgica exhibe talento y deja en el campo a Panamá

Bélgica exhibe talento y deja en el campo a Panamá Bélgica exhibe talento y deja en el campo a Panamá

Donde no le alcanzó con el juego le sobró con su calidad individual, así fue como Bélgica  con golazo de Mertens y doblete de Lukaku gana 3-0 contra Panamá

Alimentada por su incuestionable talento individual, Bélgica sorteó la sorpresa y despachó a la frágil Panamá, debutante en un Mundial y a una distancia sideral de un equipo de la entidad del de Roberto Martínez. Mertens y Lukaku amarraron la victoria que deja un poso de sensaciones contradictorias. Señalada como una de las favoritas, se dio un gustazo final con una goleada seguramente engañosa. A Bélgica le sobra calidad, pero anda falta de química colectiva. Panamá no pasa de ser un simple conjunto voluntarioso de muy poca sustancia futbolística.

La enorme superioridad individual de Bélgica se tradujo en un asedio soso e inútil en el primer tiempo. Fue un equipo desapasionado, de ritmo anodino, casi funcionarial. Mucho palique con el balón pero sin profundidad. Sólo el mandato de Kevin De Bruyne y los escarceos entre líneas de Hazard y Mertens interrumpieron la monotonía. Se empeñó en jugar por dentro y se olvidó de las alas, que tanto necesitaba ante un rival encerrado en su propio campo. A Carrasco se le vio de inicio y Meunier careció de volumen ofensivo. El goteo de semiocasiones fue constante, aunque Panamá nunca se sintió abrumada. Parapetada atrás, conservó su patrimonio intacto, únicamente puesto en duda por errores propios en la salida. Penedo sofocó las tímidas llegadas belgas.

A Panamá se le cayó el plan tras el descanso y a Bélgica, los miedos. Un fogonazo de Mertens, otra de las piezas más ingeniosas del bloque de Roberto Martínez, derribó la defensa numantina de los canaleros. El jugador del Nápoles es especialista en golazos. Contrariamente a lo esperado, la ventaja sentó peor a Bélgica que a Panamá. Murillo tuvo el empate justo después en una jugada que dejó en mal lugar a Carrasco y Vertonghen y elevó a Courtois. Apareció De Bruyne para acabar con la intriga. Se sacó de la chistera una asistencia estupenda y a Lukaku no se le escapó el gol. Con Panamá vencida, el mazo del delantero del Manchester United volvió a emerger tras una transición rápida bien llevada por Hazard. Fue una victoria de talento, pero no de confirmación. Bélgica está obligada a mejorar sus credenciales para dejar de ser la eterna aspirante y convertirse en candidata a todo.

Romelu Lukaku, delantero del Manchester United, fue declarado mejor jugador del encuentro en el que Bélgica goleó a Panamá (3-0), triunfo que valoró porque "para el equipo era importante comenzar ganando".

Lukaku, autor de dos tantos, aseguró que no se ha propuesto "ser el máximo goleador del Mundial. Lo principal es el rendimiento del grupo, más que el aspecto individual".

El atacante de los 'diablos rojos' aseguró que es un "jugador que se adapta a distintos estilos de juego". "Lo más importante es el equipo. Me gusta marcar goles, pero también dar pases y asistencias", dijo en conferencia de prensa.

Para Romelu Lukaku jugar solo en punta y no tocar mucho el balón no le supone un problema. "Una de mis cualidades es estar bien posicionado en el área para aprovechar alguna oportunidad", sentenció.

El español Roberto Martínez, seleccionador de Bélgica, indicó que el primer tanto de su equipo, logrado por Dries  "Panamá creó una estructura defensiva eficaz que comenzó a frustrarnos un poquito. Nos pusimos algo nerviosos con el paso de los minutos al no poder marcar. El gol de Mertens, un gran gol, nos permitió centrarnos un poco más y eliminó el bloqueo mental. Nos dio aire", indicó en la conferencia de prensa posterior al encuentro.

Roberto Martínez aseguró que no pretendían ganar el encuentro "en cinco minutos" porque sabían que tenían todo el partido por delante y no quiso "restar mérito a Panamá, pues hizo un esfuerzo enorme y se merece un gran elogio", pero que lo que hicieron sus pupilos se merece "otro".

Abundó, sobre el conjunto panameño, que su defensa "desempeñó un papel importante" y que "el mérito en el primer tiempo lo tuvo Panamá". "Ha tenido una gran actuación. Se veía un equipo con una ilusión inmensa", apostilló.

Roberto Martínez, quien valoró la labor de Thibaut Courtois -"estuvo muy bien en las dos ocasiones que tuvo que actuar"-, aseguró que le encanta el compromiso de sus hombres, que la diferencia de goles no le preocupa y que en el juego de Bélgica es "importante ser muy flexibles" porque si son "predecibles" tienen más problemas.

El técnico español aseguró que "el césped en este Mundial es fantástico", aunque precisó que "es bastante denso y eso hace ralentizar algo el balón".

El entrenador de Panamá, Hernán Darío Gómez, admitió este lunes que ha quedado ante sus jugadores en una disyuntiva, pues aunque perdieron en el debut del Mundial por 3-0, tiene claro que "la diferencia futbolística con Bélgica es de más de tres goles".

"Cualquiera podría considerar que hoy debíamos perder por seis, siete goles, pero el partido quedó 3-0 y pudimos haber marcado uno o dos", expresó el entrenador colombiano que hoy comenzó a vivir el quinto Mundial de su carrera.

"Era un debut muy difícil y está claro que tenemos que crecer mucho", afirmó el exseleccionador de Colombia, Ecuador y Guatemala tras el partido de la primera jornada del Grupo G ante Bélgica en la ciudad de Sochi.

"Bolillo" Gómez dijo que, tras el partido, habló con sus jugadores y les manifestó que habían sido dignos rivales de Bélgica, aunque admitió que su gran desafío ahora consiste en preparar psicológicamente a sus pupilos para enfrentar en la segunda jornada un partido tan duro como el primero, frente a Inglaterra.

"Nadie puede felicitar a otra persona por perder, pero hoy destaqué a los jugadores que no nos pasaron por encima, destaqué la entrega y lo que nos ha dejado esta experiencia. Ahora viene otro partido igual y hay que tratar de poner lo mejor que tengamos", declaró.

Durante una conferencia de prensa en el estadio de Fisht, Gómez afirmó que una de las grandes desventajas que presenta su selección frente a rivales europeos es la resistencia física.

"Los europeos pueden jugar cien minutos, a nosotros nos cuesta llegar a los noventa", explicó.

Para el partido contra Inglaterra manifestó que su principal trabajo consistirá en recuperar psicológicamente a sus jugadores para "tratar de volver a ser digno

Modificado por última vez enLunes, 18 Junio 2018 20:02

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.