A+ A A-

Medicinas volvieron a desaparecer en anaqueles y pasan a manos de los bachaqueros por aumento salarial

Medicinas volvieron a desaparecer de los anaqueles y pasan a manos de los bachaqueros por aumento salarial @nessacrlupo Medicinas volvieron a desaparecer de los anaqueles y pasan a manos de los bachaqueros por aumento salarial

Tras el anuncio del Nicolás Maduro de llevar el salario mínimo a 1.800 BsS (180 millones de BsF), los medicamentos volvieron a “desaparecer” de las farmacias.


Las personas realizaron compras nerviosas de medicinas, ante el aumento de la hiperinflación que se espera en los productos para este primero de septiembre. Sin embargo, el gobierno acordó reunirse con el sector de medicinas y otros sectores del país para acordar precios ajustados.

En el año 2016, la imposición de precios ajustados a los fabricantes fue una de las principales causas del desabastecimiento y la escasez, en los diferentes sectores de producción del país. La regulación de precios, generó la aparición de los “bachaqueros”, quienes venden los productos a precios más elevados del marcado.

Una paciente odontológica, fue al Farmahorro más cercano a comprar el antibiótico Fulgram que le había indicado su doctor para intervenirla, al preguntar la cajera sin moverse le dijo que no había. Luego al ella comunicarse con su médico, casualmente este le informan que le habían guardado uno.

Resultó que, al ella ir con su médico a comprarlo el mismo día, si había y le fue vendido. Los más sorprendente fue “la gaveta donde guardaban el fulgram estaba llena y ellos me dijeron que no había”, relató la paciente.

Un antibiótico Fulgram, para infecciones respiratorias tiene un costo aproximado de 6 millones de bolívares fuertes (60 BsS) en las farmacias. Un bachaquero puede vender este producto en casi 40 millones (400 BsS), por tan solo el hecho de encontrarlo.

Para nadie es un secreto la crisis humanitaria que se vive en el país. Los antibióticos son vitales para la cura de infecciones que son generadoras de muertes a corto plazo.

El venezolano común ya no puede costear sus gastos médicos por el alto costo, ya que sus ingresos son solo para “medio comer”, los que aún lo logran. La regulación de los medicamentos sin algún tipo de control, incrementa la crisis de desabastecimiento y por lo tanto la peor crisis humanitaria que se ha vivido en Venezuela.

Situaciones como estas son normales en Venezuela, las pocas medicinas que llegan son vendidas por amiguismo y así es como las mismas van a parar en manos de los bachaqueros, quienes después se las venden a los ciudadanos en precios muchos más elevados del marcado y en algunos casos hasta se corre el riesgo que el producto esté adulterado.

Los anaqueles en el Farmatodo de Los Palos Grandes a 8 días del anuncio de aumento salarial a 180 millones de BsF, a 5 días de la entrada en vigencia de la reconversión monetaria y a 3 días de la publicación de nuevos precios de productos regulados quedaron vacíos; según publicó con fotos @nessacrlupo.

Pareciera que la situación que se acerca, en el tema de los medicamentos fuese un dejavú del año 2016; donde las farmacias no tenían ni una jeringa para vender, pero los bachaqueros estaban llenos de medicinas a sobreprecio.
El 2016 fue un año donde las farmacias solo tenían salsa de soya y diablitos para ofrecer en sus anaqueles, pero las medicinas brillaban por su ausencia.

 

 

Modificado por última vez enDomingo, 26 Agosto 2018 14:43

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.