A+ A A-

Ser padre por Whatsapp: El drama de los venezolanos en el exterior

Teléfono con el icono del Whatsapp Foto: Google Teléfono con el icono del Whatsapp

Los padres venezolanos han tomado la dura decisión de emigrar pensando en mejorar el futuro de su familia, ante la crisis del país que se agudiza cada día con la hiperinflación y, según denuncias, la mala administración del gobierno de Nicolás Maduro.

Tal es el caso de Alfredo González, un padre venezolano de 41 años, quien ayuda a su familia desde República Dominicana.

“Salí del país porque veía que estaba en riesgo la calidad de vida de mi familia. Cada día se hacía más difícil cubrir los gastos básicos o mínimos para mantenerlos, y bueno, tuve que tomar la decisión sin pensarlo mucho. De no ser así no emigro”, dijo González durante una entrevista a CotufaNews.

González se encuentra solo en un país nuevo para él. A veces, piensa en desistir. Sin embargo, al recordar que todo el esfuerzo que hace es por sus seres queridos, obtiene fuerzas para continuar su labor y ofrecerle un mejor futuro a los suyos.

“Es la parte que más me ha pegado. Muchas veces me provoca agarrar un avión y devolverme. Es duro en el alma. Pero es un dolor hasta placentero, si se puede decir así, ya que si no estuviese lejos les hubiese tocado pasar trabajo y creo que eso me hubiese dolido más”.

La decisión de emigrar es una determinación que requiere de mucha valentía, hacerlo sin los hijos requiere de mucho más coraje aún, y en la mayoría de las ocasiones es un acto o decisión que aunque dura de tomar, denota mucha responsabilidad.

Al salir del país, a Alfredo González le tocó ser padre por Whatsapp, aunque dice tener un plan de 100 minutos para llamadas internacionales, afirma que no alcanza para hablar con sus seres queridos debido a que “se acaban muy rápido”.

“Todos los días me comunico con mi familia en Venezuela. Muchas veces no hablo con ellos, solo pregunto, ya que me pongo muy triste. No es nada fácil para ninguno de los lados; Ni para ellos ni para mí”.

Pese a que se comunican a distancia, el venezolano se pierde de los momentos de la adolescencia de sus hijos y no vive con ellos el proceso de crecer.

“Cada momento que vivo con mis hijos es una experiencia, así sea regañándolos”, dijo entre risas. Agregó que “soy de los que piensan que la riqueza más grande del ser humano son los hijos”.

“Cada momento junto a ellos es importante y mi hija me lo ha dicho en sus locas dedicatorias que me coloca en mi muro de Facebook, que me hacen llorar y hasta reír. Este año, Dios mediante, se gradúa mi hijo mayor de bachiller, y estaré lejos porque en estos momentos se me hace imposible viajar a Venezuela”.

La relación con sus hijos no ha cambiado. Aunque explicó que en su país de origen tuvo varias diferencias con el hijo mayor “por su manera de llevar la vida”, mantienen el cariño y el afecto que se transmiten a diario a través de un teléfono.

“Pienso que esta etapa que nos tocó vivir nos va a enseñar muchísimo a todos a valorar, querer y demostrar, con hechos, nuestros sentimientos”.

González narró que a veces suele sentirse triste. “Me siento solo todos los días al llegar a un apartamento donde no me espera sino una cama y más nada. Es ese el momento en que me siento a orar y pedirle a Dios Fortaleza y paciencia. Todo va a pasar".

El venezolano dice que volvería a su país de origen, aclarando que lo haría en el momento en que “caiga” el gobierno de Nicolás Maduro.

“Por supuesto que volvería a Venezuela. Claro si algún día cae el Gobierno. Volvería a trabajar por mi país para sacarlo adelante. Tengo fe que va a ser así y le pido a Dios vida y salud para me permita ver ese momento”.

González concluyó enviándoles un mensaje de esperanza a sus compatriotas y pidiéndole a quienes van a emigrar tener paciencia y no olvidar de dónde viene.

“Primero que nada debemos ser buenas personas para demostrarle al mundo quienes somos los venezolanos. Hay que tener paciencia y fe porque el que obra bien, le va bien”.

“Deben ahorrar lo más que se pueda porque en el exterior se gana en otra moneda pero también se gasta en otra moneda”.

“Ayudar a los que dejamos en Venezuela con lo que se pueda, ya que eso se convierte en bendiciones y nos ayuda, de una u otra forma, a que nos vaya cada día mejor”.

“No olvidar de dónde venimos. Porque si a un árbol le cortan la raíz se seca”. Concluyó.

@Betzimar17

Modificado por última vez enDomingo, 01 Julio 2018 18:39

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.