A+ A A-

Emigrar de Venezuela: Una preparación económica y psicológica

Emigración de venezolanos Foto: AFP Emigración de venezolanos

Emigrar, palabra que se pronuncia fácil pero que duele en el corazón de cada venezolano que toma la difícil decisión. Algunos lo hacen porque la situación económica los ahorca y no ven alternativas, otros porque tienen alguna enfermedad y la escasez de medicamentos o altos precios de los mismos lo obligan a salir del país para salvar su vida.

Aunque toman decisiones distintas todos coinciden en algo; Mejorar su calidad de vida y la de los suyos.  

El venezolano que dejó su país de origen para establecerse temporal o definitivamente en otra nación debe llevar consigo documentos importantes, tales como; Antecedentes penales, acta de nacimiento (de tener hijo también llevar el escrito), acta de matrimonio (si se está casado) y documentos o títulos universitarios.

El proceso de planificación podría durar entre seis meses y un año, todo depende de la condición económica y social en la que se encuentre la persona. Además de que los entes gubernamentales tardan en gestionar los papeles.

Hay quienes deciden vender sus inmuebles, una solución que puede ser temporal porque lo ayuda a comprar los boletos de avión o autobús y tener dinero para mantenerse en el sitio. Sin embargo, puede ser contraproducente; De tocarle a la persona regresar a su país, por una u otra causa, y vendió todo, estará peor porque no tendrá nada.

Luego de tener el dinero y los documentos para salir del país, el venezolano debe indagar los destinos que se ajusten a lo que buscan para obtener el futuro que desean. No hacerlo sería dar un salto al vacío, y como consecuencia podría deprimirse.

En Venezuela las familias se están separando, esto se debe a que en algunas ocasiones el padre decide salir primero y eventualmente el resto de la familia. Sin embargo, hay quienes dicen “por ser joven tendré más oportunidades”y se montan en la aventura para luego reencontrarse con sus padres en un nuevo país.

La depresión es algo común de la emigración, no solo en la persona que espera para salir de Venezuela, sino también en quien se va.

Muchos se sienten solos y deben sentir el calor familiar a través de aparatos electrónicos.

Al pasar los días, el venezolano no tiene más opción que encontrar en su vecino a la familia que dejó atrás, en sus compañeros de trabajo el amigo que siempre lo acompañó desde la infancia y en el vendedor ambulante la sonrisa cálida de sus colegas que tanto añora.

Si estudiaste una profesión y estás ejerciendo algún oficio temporal no te deprimas, encuentra la fuerza en que “todo lo haces por el bien de tu familia”. Porque cuando mires atrás verás en ti una persona fuerte que de alguna forma encontró el desarrollo personal.

Nunca olvides tus raíces ni de donde saliste. Recuerda que la humildad y la alegría son dos palabras que definen al venezolano. Ayuda a tu compatriota que pasa por lo que tu situación y siempre sonríe porque emigrar puede ser una buena noticia.

@Betzimar17

Modificado por última vez enDomingo, 08 Julio 2018 16:53

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.