A+ A A-

Emigrante en Argentina: Los venezolanos somos nuestra propia competencia

Nathaly Peña Foto: Cortesía Nathaly Peña

A diario cientos de venezolanos caminan por el mosaico del maestro Carlos Cruz Diez en el aeropuerto internacional de Maiquetía en busca de una mejor calidad de vida. Algunos emigran del país con planes sobre su futuro, otros prueban suerte.

Tal es el caso de Nathaly Peña, una periodista venezolana de 25 años que partió de Venezuela a Argentina hace nueve meses con anhelos, sueños y ganas de superarse en una nación nueva.

Peña emigró sin tener un trabajo o con propuestas laborales, ella solo contaba con la ayuda de un familiar a donde alojarse. “Tenía personas que decían que podían entregar mi currículo, pero nunca hallé un trabajo establecido. De hecho, llegué (a Argentina) y esa semana comencé a insertar mi resumen laboral en tiendas y sitios donde pudiera conseguir cualquier cosa. Esto sin tener papeles todavía. Ni siquiera la precaria -documento que acredita que estas sacando el DNI-, que te hace ilegal o en mi caso que todavía era turista”.

“Mi primer trabajo fue en una tienda; Lo conseguí rápido. A la semana o dos de haber llegado, pero trabajé dos días nada más porque cuando se dieron cuenta de que no tenía papeles, me dijeron que tenía que esperar a que tuviese ese documento (el DNI)”, explicó Peña a CotufaNews durante una entrevista.

Detalló que al terminar de gestionar la precaria, consiguió un trabajo de promotora donde la contrataron en blanco.

“Un blanco quiere decir que tienes ese documento que te acredita que estás haciendo las gestiones”, precisó.

Otras personas pueden ser contratadas en “negro”, “donde no recibes un recibo de sueldo ni nada. Todo es en efectivo y no hay ningún tipo de beneficio”.

Actualmente Peña se desempeña en su profesión y trabaja de community manager, llevando las comunicaciones internas y externa de la empresa.

“El pago en el trabajo que estoy actual es bajo. De hecho, es uno de los problemas que he tenido al llegar acá y es que nos pagan muy por debajo del sueldo mínimo. El Gobierno (de Mauricio Macri) dice que para vivir bien o relativamente bien tienes que ganar mínimo 18.000 pesos y yo estoy por debajo al promedio porque devengo 10.000 pesos”.

Explicó que puede llegar a tener una buena relación laboral con su jefe, sin embargo, reveló que muchos se aprovechan de la condición en las que se encuentran para designarles trabajos fuertes por poca remuneración económica.

“Se aprovechan de que por cualquier suma de dinero haremos el trabajo y muchas veces son fuertes que en realidad a los argentinos les pagan muy por encima”.

Pese a los días malos que pudiera tener en el trabajo, Peña resaltó que “el ambiente laboral es lo que más me gusta de mi trabajo. El 80 % de la empresa somos venezolanos y creo que eso hace un clima muy familiar. El otro 20% está conformado entre argentinos, coreanos y colombianos”.

“En estos momentos los contratistas ya están enterados de nuestra situación y de cómo trabajamos. De hecho, muchos buscan personas venezolanas para trabajar. Es muy común ver en un lugar, aunque sea, uno o dos venezolanos. Trabajo se consigue de lo que sea”, agregó.

Resaltó que “los venezolanos somos nuestra propia competencia”.

Peña labora 10 horas diarias de lunes a viernes, vive a una hora de distancia, esto debido a que los lugares lejos de la capital son más económicos. Sin embargo, no todo es trabajo, al tener sus días libres se reúne con sus compatriotas para salir a bailar y divertirse.

Sobre el sistema de salud precisó que “es cara en sitios privados, pero hay hospitales en donde uno puede asistir de forma gratuita. Considero que los medicamentos son costosos”.

Peña mantiene la esperanza de volver a su país, esto si la situación de crisis e hiperinflación se mejoran.

"En esta situación no me devolvería. Quiero regresar en algún momento en donde pueda estar tranquila sin sentir miedo por la inseguridad o por no conseguir alimentos. De volver sería por un tiempo. Y si de verdad la situación se mejora me gustaría volver a mi tierra”.

En este sentido, la periodista instó a los venezolanos a dejar el nombre de su país en alto.

“Si quieren emigrar lo primero es investigar los beneficios y oportunidades que brinda el país a donde quisieran ir. En Argentina hay muchas oportunidades, sin embargo, la economía en estos momentos no está en su mejor foco. Pero si es importante antes de salir tener previsto las citas electrónicas para tramitar la documentación, ir consultando en empresas para optar por algún trabajo y guardar las esperanzas en un bolsillo de la maleta, venir con ganas de trabajar y lograr grandes cosas”, concluyó.

@Betzimar17

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.