A+ A A-

"Meter el Carnet de la Patria en la educación es un acto criminal"

La organización Alianza del Lápiz cuestiona cómo el gobierno aplica bonos escolares solo para favorecer a los que tengan el carnet de la patria.

El secretario general de la Alianza del Lápiz, Eric Ondarroa, calificó como un chantaje más que se condicione la asignación del bono escolar anunciado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, al Carnet de la Patria. Adicionalmente dejó claro que la crisis que hoy atraviesa el sistema de educación pública oficial no se resuelve con un bono de 200 bolívares soberanos. 

“El bono escolar anunciado por el presidente Maduro es un nuevo acto de discriminación social, no es posible que se otorgue exclusivamente a quienes tengan carnet de la patria. No es posible que a estas alturas en Venezuela pensemos que hay niños de primera y niños de segunda (…) Meter el Carnet de la Patria en la educación es un acto criminal”, criticó. 

El portavoz del movimiento político de los educadores calculó que un padre venezolano debe gastar al menos un sueldo mínimo, 1.800 bolívares soberanos, en uniforme para un solo niño. En tal sentido, detalló que un par de zapatos cuesta cerca de 700 bolívares soberanos, un pantalón no baja de 600 bolívares soberanos, mientras que una camisa cuesta, al menos, 500 bolívares soberanos. 

Ondarroa cuestionó también el regreso, por tercera vez, al Ministerio de Educación de Aristóbulo Istúriz, quien acaba de sustituir a Elias Jaua, señalándolo como uno de los corresponsables del colapso definitivo de la educación venezolana.

El dirigente precisó que la educación de las generaciones futuras es hoy un tema neurálgico que debe preocuparle a todo el país, por lo que instó al nuevo titular de la cartera educativa a convertir, cuanto antes, los centros educativos en comedores para el estudiantado venezolano. “Con Hambre un niño no aprende, no se educa. Este es un problema de todos, y si no lo atendemos Venezuela está condenada al desastre”, dijo.

Crisis económica lleva al cierre de escuelas en Venezuela

Desde marzo, el país enfrente el cierre de escuelas en Venezuela por no contar con suficientes recursos para mantener la institución.

Cada vez que había un aumento salarial anunciado por el presidente Nicolás Maduro, inmediatamente venía una asamblea de padres y representantes con representantes de planteles educativos privados, para el reajuste de las mensualidades de los colegios, pues cada día la hiperinflación agotaba los ingresos solo en pago de nómina, si acaso. La falta de recursos para el mantenimiento de infraestructura, material de oficina, pago de personal y la renuncia de profesores y personal administrativo y obrero también fue lleando al cierre de escuelas en Venezuela.

Recientemente el diario regional Primicia informó sobre el cierre de escuelas en Venezuela. Se trata de dos planteles privados en Ciudad Guayana, estado Bolívar.

Uno de ellos es el Centro de Educación Inicial Tepuy, el cual pasó de tener 117 alumnos a 38. 

"Las maestras tenían dificultades con el transporte público para trasladarse a la institución y en paralelo, la infraestructura del centro educativo se iba deteriorando y el costo de las pinturas iba en ascenso. Desde abril el CEI ubicado en Villa Antillana informó a la Zona Educativa de la decisión", señaló el diario..

“Ahorita de verdad sostener un colegio privado es difícil. Hacerle mantenimiento a los aires acondicionados es muy costoso y con una baja matricula es imposible mantenerlo”, justifica la directora del plantel Zulay Ramírez.

El presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Educativas Privadas (Andiep) en Caroní, Alejandro Gamboa, refiere que las instituciones han pensado en cerrar sus puertas, pero la gran mayoría está comprometida a continuar con sus proyectos educativos.

Otra de las instituciones que pasa a cierre definitivo es el Centro de Educación Inicial Yekuana en  Villa Asia, Puerto ordaz. 

Marilena Grisolía, directora del colegio, considera que “las políticas del Ministerio de Educación son fatales para mantener un centro de educación inicial, no puedes regular pidiéndole a los padres que pongan precios cuando tienes que pagarle al personal que va a cuidar a lo más sagrado que  tienes que es tu hijo”, exclama.

En Yekuana contaban con 120 alumnos de primer nivel de maternal a tercer nivel de preescolar.

Foto Cortesía
Educación en crisis

Desde 2016 se ha venido incrementando el cierre de escuelas en Venezuela. En julio de este año, la directora de Finanzas de la Andiep, Janet Márquez, declaró que habìan estados estados en los que hasta tres y cuatro colegios anunciaron la imposibilidad de seguir atendiendo alumnos básicamente por la falta de docentes para cubrir el currículo académico.

“Hay estados que tienen hasta tres colegios que van a cerrar por la situación que se vive. En Nueva Esparta tenemos varios colegios que ya pasaron circular, en algunas regiones nos han informado que están vendiendo mobiliario e inclusive en Valencia han estado regalando el material para apoyar a las escuelas que sigan funcionando”, advirtió Márquez.

Asmismo, dijo que "es realmente lamentable que justo cuando el mundo está en avanzada y siendo la educación la base de formación de la sociedad, en Venezuela las escuelas tengan que cerrar porque hay dificultades para cubrir las plazas de trabajo en el sector educativo".

De acuerdo con datos del informe 2018 del estado de la educación en el país, elaborado por el coordinador de la línea de investigación Memoria Educativa Venezolana de la Universidad Central de Venezuela, Luis Bravo, entre el período escolar 2013-2014 y el 2014-2015 dejaron de existir 12 planteles privados. La Memoria Educativa señala que de 318 unidades subvencionadas oficiales en 1998, para 2015 quedaban 117.

El informe de Memoria Educativa, elaborado con base en información pública oficial —obtenida de las memorias y cuentas del Ministerio de Educación— indica que las instituciones oficiales también cierran sus puertas. El documento compara las instituciones existentes en 1998 con respecto a 2015: hay 215 planteles estadales menos, 175 municipales y 166 autónomas., publicó el portal Crónica Uno.

Hasta en 17 millones aumentaron mensualidades de los colegios privados

Entre 6 y 17 millones de bolívares fueron ajustadas las mensualidades de los colegios privados en Venezuela.

La educación en Venezuela es todo un lujo. Estudiar en colegios públicos significa que los alumnos sufran las precariedades de un sistema sin las condiciones mínimas, como agua, luz, seguridad, alimentaci+on, y sus maestros en protesta por bajos salarios; pero ahora las mensualidades de los colegios privados han aumentado mucho más que en los últimos dos años.

El Colegio Monte Carmelo en Puerto Ordaz incrmentó en poco más de 7 millones de bolívares, mientras que el San Agustín pasó de 3 a 11 millones la mensualidad para cada alumno.En La Fe, en Naguanagua, estado Carabobo, será de 15 millones de bolívares, al igual que la inscripción en El Alba, en Caracas. Hasta ahora, el mayor incremento lo registra el Colegio Loyola en Puerto Ordaz, cuyos representantes manifestaron que la mensualidad de sus hijos será ahora de 15 millones 850 mil bolívares.

El alcalde del municipio Guacara, Carlos Sánchez, señaló que las mensualidades de los colegios privados en el estado Carabobo para el período 2018-2019, serán determinadas por asambleas especiales que se llevan a cabo en las instituciones con la participación del Ministerio de Educación.

Recordó que el reglamento establece que las asambleas escolares deben contar, inicialmente, con un 75% de participación, “teniendo presente que si no hay quorum realizarán nuevas asambleas para fijar los costos hasta alcanzar la participación de un 50% más 1 de aprobación”, cita el portal web de YVKE Mundial. 

Colegios multados

En marzo de este año, la Superintendencia de Precios Justos )Sundde) multó a 12 de 31 colegios privados por los incrmeentos de sus mensualidades. De acuerdo con la Sundde, el incrmeneto se dio emtre 257 y 415%. De los colegios multados, tres son de Monagas, uno de Anzoátegui y comcp em Amzoátegui.

Para mayo, de este año, la mensualidad de los colegios privados ya había aumentado en un mil por ciento, en cada incremento salarial que hacía el presidente Nicolás Maduro, se veían obligados a reunirse con padres y representantes para reajustar los montos, ya que las mensualidades establecidas inicialmente se devalúan día tras día.

Solo en este año se han registrado cuatro aumentos saariales que no alcanza ni para comprar un cartón de huevos.

Más gastos para padres y representantes

 Además del aumento de las mensualidades de los colegios privados, a padres y representantes se les suma los gastos de uniformes y útiles escolares.

En promedio,un par de zapatos pasa los 40 millones de bolívares, 25 millones un pantlaón, 15 millones la camisa, un morral en 10 millones. Un cuaderno d euna materia está en 5 millones de bolívares, y un lápiz en 300 mil.

"Eso y sin hablar de la alimentación y la falta de transporte, ¿quién puede mandar a un niño al colegio con esos costos?", manifestó Eliana Moreno, representante de un niño de 11 años.

"Ya había sacado a mi hijo de su anterior colegio por el incremento tan alto de la mensualidad, ahora no sé cómo voy a hacer para pagar escuela, uniformes, útiles y con los precios que aumentan todos los días y el dinero que se vuelve nada, se davalúa", agregó Sonia Bolívar, rpresentante de un niño de ocho años.

En los colegios privados también se ha observado la deserción laboral por los bajos salarios y las amenazas de cierre por no poder mantener la institución, ya que la mayor parte de los ingresos se van en el pago de salarios al personal, quienes también reclaman la insuficiencia de los mismos.

Con las nuevas mensualidades de los colegios privados, padres y representantes manifestaron que no se justificaría que los docentes recibieran tan bajos salarios. Sin embargo, está la amenaza de que también incremente la deserción estudiantil en las instituciones privadas.

Suscribirse a este canal RSS