A+ A A-

7.644.869 estudiantes comenzarán clases el próximo lunes 17 de septiembre

Un total de 7.644.869 estudiantes comenzarán clases el próximo lunes 17 de septiembre en el marco del nuevo año escolar 2018 – 2019, así lo dio a conocer el ministro del Poder Popular para la Educación, Aristóbulo Istúriz, quien además informó que representa un incremento de 16,37 %.

Istúriz precisó este jueves que el aumento en la matrícula escolar para este nuevo período responde a la migración de estudiantes de la educación privada a la pública, por el alto costo de las inscripciones.

Detalló que 6.442.269 están inscritos en planteles públicos, de los cuales 1.575.714 están registrados en educación inicial, 2.869.310 en primaria, 1.651.001 pertenecen al nivel de educación media, 135.512 a educación técnica, 171.643 en educación de adultos y adultas y 39.117 están en el nivel de educación especial.

  • Publicado en Sociedad

Crisis económica lleva al cierre de escuelas en Venezuela

Desde marzo, el país enfrente el cierre de escuelas en Venezuela por no contar con suficientes recursos para mantener la institución.

Cada vez que había un aumento salarial anunciado por el presidente Nicolás Maduro, inmediatamente venía una asamblea de padres y representantes con representantes de planteles educativos privados, para el reajuste de las mensualidades de los colegios, pues cada día la hiperinflación agotaba los ingresos solo en pago de nómina, si acaso. La falta de recursos para el mantenimiento de infraestructura, material de oficina, pago de personal y la renuncia de profesores y personal administrativo y obrero también fue lleando al cierre de escuelas en Venezuela.

Recientemente el diario regional Primicia informó sobre el cierre de escuelas en Venezuela. Se trata de dos planteles privados en Ciudad Guayana, estado Bolívar.

Uno de ellos es el Centro de Educación Inicial Tepuy, el cual pasó de tener 117 alumnos a 38. 

"Las maestras tenían dificultades con el transporte público para trasladarse a la institución y en paralelo, la infraestructura del centro educativo se iba deteriorando y el costo de las pinturas iba en ascenso. Desde abril el CEI ubicado en Villa Antillana informó a la Zona Educativa de la decisión", señaló el diario..

“Ahorita de verdad sostener un colegio privado es difícil. Hacerle mantenimiento a los aires acondicionados es muy costoso y con una baja matricula es imposible mantenerlo”, justifica la directora del plantel Zulay Ramírez.

El presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Educativas Privadas (Andiep) en Caroní, Alejandro Gamboa, refiere que las instituciones han pensado en cerrar sus puertas, pero la gran mayoría está comprometida a continuar con sus proyectos educativos.

Otra de las instituciones que pasa a cierre definitivo es el Centro de Educación Inicial Yekuana en  Villa Asia, Puerto ordaz. 

Marilena Grisolía, directora del colegio, considera que “las políticas del Ministerio de Educación son fatales para mantener un centro de educación inicial, no puedes regular pidiéndole a los padres que pongan precios cuando tienes que pagarle al personal que va a cuidar a lo más sagrado que  tienes que es tu hijo”, exclama.

En Yekuana contaban con 120 alumnos de primer nivel de maternal a tercer nivel de preescolar.

Foto Cortesía
Educación en crisis

Desde 2016 se ha venido incrementando el cierre de escuelas en Venezuela. En julio de este año, la directora de Finanzas de la Andiep, Janet Márquez, declaró que habìan estados estados en los que hasta tres y cuatro colegios anunciaron la imposibilidad de seguir atendiendo alumnos básicamente por la falta de docentes para cubrir el currículo académico.

“Hay estados que tienen hasta tres colegios que van a cerrar por la situación que se vive. En Nueva Esparta tenemos varios colegios que ya pasaron circular, en algunas regiones nos han informado que están vendiendo mobiliario e inclusive en Valencia han estado regalando el material para apoyar a las escuelas que sigan funcionando”, advirtió Márquez.

Asmismo, dijo que "es realmente lamentable que justo cuando el mundo está en avanzada y siendo la educación la base de formación de la sociedad, en Venezuela las escuelas tengan que cerrar porque hay dificultades para cubrir las plazas de trabajo en el sector educativo".

De acuerdo con datos del informe 2018 del estado de la educación en el país, elaborado por el coordinador de la línea de investigación Memoria Educativa Venezolana de la Universidad Central de Venezuela, Luis Bravo, entre el período escolar 2013-2014 y el 2014-2015 dejaron de existir 12 planteles privados. La Memoria Educativa señala que de 318 unidades subvencionadas oficiales en 1998, para 2015 quedaban 117.

El informe de Memoria Educativa, elaborado con base en información pública oficial —obtenida de las memorias y cuentas del Ministerio de Educación— indica que las instituciones oficiales también cierran sus puertas. El documento compara las instituciones existentes en 1998 con respecto a 2015: hay 215 planteles estadales menos, 175 municipales y 166 autónomas., publicó el portal Crónica Uno.

Piden a EE UU que extienda visa a estudiantes venezolanos y TPS

Carlos Prosperi, diputado de la Asamblea Nacional (AN), solicitó al gobierno de Estados Unidos que le extienda la visa a los estudiantes venezolanos radicados en el país, reseñó El Nacional.

“Nosotros queremos solicitar oficialmente que a esos jóvenes que están siendo egresados de las universidades y que está a punto de vencerse su permiso les sea extendido el Entrenamiento Práctico Opcional (OPT)”, dijo el parlamentario en rueda de prensa.

El OPT es una visa para estudiantes extranjeros en Estados Unidos que permite que trabajen legalmente.

El diputado señaló que es importante que los jóvenes no pasen a un estatus ilegal porque han demostrado que son personas que estudian, trabajan y que pagan sus impuestos.

“Le pedimos que a los mismos se les dé un trato especial, que no solo se les extienda el permiso por dos años sino que se les pueda dar un TPS ( Estatus de Protección Temporal)”, indicó.

El drama de ser un estudiante universitario en Venezuela

Eran las 8:15pm cuando Alejandro tomó el autobús que sale de la Universidad Santa María hacia la estación del metro La California ese lunes. 5 minutos más tarde, tres delincuentes “secuestraban” la unidad desviándola hacia Plaza Venezuela mientras despojaban a todos los pasajeros de sus pertenencias.

Con pistolas y hasta granadas, los antisociales pidieron teléfonos celulares y los bolsos de los estudiantes que parecían más llamativos. “Esto es increíble. Ya se ha convertido en el día a día”, sentenció una compañera de Alejandro, cuando los ladrones se habían bajado finalmente de la camioneta, con botín en mano.

Más de 15 robos cuenta esta casa de estudios en lo que va de año. Ya sea dentro de las instalaciones o en el trayecto hacia ella, los estudiantes, profesores y trabajadores son las principales víctimas.

La Santa María no es la única que sufre la inseguridad. También en la Universidad Central de Venezuela se contabilizan más de 40 incidentes en los últimos meses, que incluyen desde hurto de cauchos hasta intentos de violaciones.

Esta falta de seguridad en los centros de estudios de todo el país ha logrado que el asistir a clases se convierta en un completo drama, al que además se le suman otras realidades como la falta de transporte y la ausencia de profesores.

Las aulas están vacías. Es notoria la falta de estudiantes y a veces de profesores, que por un salario de 12$ al mes, prefieren dejar sus carreras y dedicarse a trabajos extracurriculares, como la venta de alimentos o manejo de taxis.

Estas renuncias masivas afectan directamente al estudiantado mientras las autoridades universitarias hacen magia para lograr cubrir las vacantes y no desaparecer menciones o incluso carreras.

El transporte que no funciona para la comunidad en general es otro factor importante en la vida estudiantil. “El metro que está gratis es un colapso, no hay camioneticas tampoco y las pocas que hay quieren cobrar un dineral o las roban. Ir de noche a la universidad es un deporte olímpico”, dijo Andrea, estudiante de la Universidad Católica Santa Rosa.

Aprobar materias y lograr obtener un título universitario, en una institución pública o privada, ya es casi un lujo en la Venezuela actual. “Los jóvenes o prefieren irse del país antes de graduarse o les toca dedicarse a 2 ó 3 trabajos para poder mantener a sus familias”, comentó un profesor de la Universidad Nacional Experimental Politécnica, que prefirió no ser identificado.

Todos estos factores han causado una importante deserción universitaria que preocupa a los habitantes de una nación que pierde potenciales profesionales cada día.

Estudiantes de la UCV exigieron aumentar la seguridad en la casa de estudios

Estudiantes de la Universidad Central de Venezuela (UCV) protestaron este martes para exigir mayor seguridad en las instalaciones de la casa de estudios, donde se han presentado desde robo de cauchos de vehículos hasta intento de violaciones.

Los estudiantes se reunieron con pancartas en la entrada Tamanaco de la universidad, donde se apersonaron efectivos de la Polícia Nacional Bolivariana (PNB). El comisionado García del cuerpo policial del Estado logró conversar con los estudiantes y les aseguró que establecería un enlace con el Ministerio de Interior y Justicia.

Los manifestantes aseguraron que de no obtener respuestas protestaran nuevamente la próxima semana. Denunciaron que en lo que va de mes se han generado 43 incidentes en las instalaciones del centro de estudios. 

El director de seguridad de la UCV también se acercó a conversar con los estudiantes. Igualmente, un funcionario del DGCIM grabó parte de la conversación entre los efectivos policiales y los jóvenes.

Almuerzos en el comedor de estudiantes de la ULA al borde de la extinción

Este miércoles, el periodista Jesús Quintero Quiroz, publicó a través de su Twitter una fotografía del escaso almuerzo que ofreció este martes 5 de junio la Universidad de los Andes (ULA) a sus estudiantes.


En la publicación se evidencia una bandeja que tiene una pequeña porción de ensalada de repollo y zanahoria, un recipiente con frijoles guisados y medio cambur.
Así mismo, la cuenta oficial de Twitter del comedor de la Universidad de los Andes (ULA) explicó que se terminaron los cárnicos y que tienen dos semanas que no reciben verduras, frutas y hortalizas del Ministerio.
También el comedor de la universidad informó que los proveedores de la ULA no garantizan los insumos algunas veces para la preparación de las comidas.
La falta de presupuesto de la institución y los altos costos de los alimentos tienen como consecuencia que el comedor no pueda abastecer a todos los estudiantes y tampoco pueda incluir en sus almuerzos la proteína diaria necesaria.
La cuenta de Twitter del comedor de la ULA ha publicado en diversas ocasiones que no podrá prestar sus servicios debido a las constantes faltas de gas, agua y luz que se presentan en la universidad.

1. Se terminaron los cárnicos.
2. Tenemos 2 semanas que no recibimos verduras frutas y hortalizas del MPPEUCT.
3. Los proveedores ULA no garantizan los insumos para el día 01/06/2018
4. Mañana en los comedores ULA Mérida se estarán realizando labores de mantenimiento.

Juego macabro: Estudiantes en Carabobo se ahorcan hasta perder la conciencia

A través de las redes sociales se hizo viral un video que muestra a dos estudiantes venezolanos haciendo un macabro juego en un colegio de San Diego, estado Carabobo.

Según un joven que participó en el "juego", dijo a Cotufanew que consiste en que las personas realizan una rueda donde en el medio colocan a quien va a ser castigado, "solo por diversión", hasta perder la conciencia.

El adolescente, quien prefiere estar en el anonimato, detalló que su compañero se colocó a su espalda y luego con el brazo lo ahorcó. Durante el acto, precisó que sintió que perdía la respiración y que el tiempo pasaba lento. Luego, cayó al piso inconsciente.

Aunque la declaración no corresponde a las del video. El "juego" es el mismo. Padres hacen un llamado a las autoridades de los distintos planteles a estar pendientes de los jóvenes para que frenen estas acciones.

"El hijo de un amigo quedó casi vegetal con un juego de éstos, después de ser un niño normal quedó sin poder hablar y con poca movilidad. Después de tanto esfuerzo de su familia igual murió. Dios quiera que se tome consciencia y los colegios ataquen esto", escribió una representante en su cuenta en Twitter.

Según científicos, esta acción corresponde a la “asfixia que se produce por la tracción del cuerpo sobre un lazo (en este caso las manos) que así comprime el cuello que puede producir bruscamente la pérdida del conocimiento, la detención de las funciones vitales y la muerte.

En Venezuela se han realizado varias actividades como esta, la más reciente es un juego llamado "la Ballena Azul", el cual exige al participante cumplir 50 retos que van desde cortar su piel con navajas hasta lanzarse del piso más alto.

Una de las víctimas de ese "juego suicida" fue una zuliana, padres dijeron a las autoridades que pasaba mucho tiempo en Internet que tenía una conducta inapropiada con sus progenitores.

Suscribirse a este canal RSS